cadizcentro.net

30/4/2006

Urbanismo define la cifra de puestos del Mercado Central a realojar en la carpa

Inicio > — josegalindo @ 8:02 am :: 1277

El Ayuntamiento gaditano está calculando cuántos puestos se trasladarán al mercado provisional que se instalará en Jiménez Guerra mientras que duren las obras de rehabilitación de la plaza de abastos.

Desde que el equipo de gobierno municipal decidió asumir en solitario los trabajos en el emblemático edificio de intramuros se dieron los primeros pasos de la tramitación previa, a nivel técnico, para el realojo de los detallistas que trabajan actualmente en el mercado. Para ello se pensó en una carpa que se colocaría en la recién vallada plaza Jiménez Guerra, y que seguiría el modelo de las dos que hay instaladas en La Coruña, que impresionaron tanto a los ediles gaditanos como a los representantes de los comerciantes cuando acudieron a la ciudad gallega con motivo del hermanamiento con Cádiz.

El Ayuntamiento ya ha anunciado que la carpa empezará a instalarse después del verano, y para terminar de configurar su diseño necesita un dato fundamental: el de cuántos comerciantes se mudarán a ella, según explica el teniente de alcalde delegado de Patrimonio, José Blas Fernández.

Desde la asociación que aglutina a los minoristas de los mercados municipales de Cádiz, Asodemer, se indica que el Ayuntamiento ha ofrecido dos posibilidades de cara al tiempo en el que el Mercado Central de Abastos permanecerá cerrado. La primera consiste en permanecer en la carpa de Guerra Jiménez durante la rehabilitación del edificio, y la segunda, en cerrar la actividad, con la seguridad de que los comerciantes que decidan hacer esto tendrán un puesto en la plaza cuando se reabra al público.

Esta última opción, indica Asodemer, se dirige especialmente a aquellos comerciantes que tienen dos negocios abiertos, y pueden “aguantar” con los ingresos de uno mientras duren las obras. Desde la entidad se indica que actualmente se está sólo a la espera del recuento de los puestos que se mudarán, por lo que se cree próxima una reunión con el Ayuntamiento en el que se defina ya el traslado.

En todo caso, José Blas Fernández explicó que la intención municipal es tener cerrados todos estos preparativos a mediados de mayo, para poder cumplir las previsiones de iniciar la construcción de la carpa tras los meses de verano.

El equipo de gobierno municipal gaditano adoptó la decisión de acometer estas obras en solitario tras la negativa del Estado a asumir la mitad de la obra a cargo del denominado 1 por ciento cultural (el Ayuntamiento iniciará un procedimiento para reclamar el cumplimiento del convenio que se firmó en el año 2003 con la empresa pública Mercasa), y descartar la posibilidad de que fuera la Junta la que asumiera la totalidad de los trabajos, porque implicaría perder la titularidad de este inmueble a favor de la administración andaluza.

Lo que sí ha hecho el municipio para procurar ahorrar algún dinero a las arcas municipales es pedir una subvención a la Junta, sobre la que todavía no se ha decidido nada.

Publicado por Ángeles M. Peiteado (Diario de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse