cadizcentro.net

19/4/2006

El vallado de Guerra Jiménez no soluciona los problemas

Inicio > — josegalindo @ 4:27 pm :: 1246

La plaza Guerra Jiménez, foco de numerosos sucesos y denuncias en los últimos años, está acotada con vallas desde hace diez días. Después de este intervalo de tiempo, el problema no se ha solucionado, sino que se ha trasladado unos metros, de forma que nadie está especialmente satisfecho con la medida adoptada por el Ayuntamiento gaditano.

Los vecinos y comerciantes de los alrededores de este solar no esconden su satisfacción por la disminución de altercados. No obstante, un joven vecino de la zona asegura que la valla “no impide que se sigan colando, sobre todo por las noches".

Efectivamente, la plaza aparecía en la mañana de ayer con maletas, ropa y hasta una silla de ruedas, colocada entre algunos macetones depositados allí.

El propietario de un negocio cercano comenta que la actuación del Ayuntamiento “creo, en principio, que ha funcionado. Antes había una piña de indigentes diariamente, ahora solo se ve alguno de vez en cuando". Este comerciante recuerda cómo “esta zona estaba totalmente quemada por culpa de la situación de Guerra Jiménez, que daba muy mala imagen. Hemos visto y aguantado defecaciones, peleas y de todo. Ahora creo que con el vallado y con la posterior reforma se puede solucionar el problema".

Aún así, varios comentarios hacen referencia a que el vallado de la plaza Guerra Jiménez no es la mejor solución, “porque pensábamos que otras opciones, como un aparcamiento, beneficiaría más a la zona", comenta otro comerciante, que prefiere mantenerse en el anonimato.

Todos los vecinos y comerciantes consultados por este periódico evitan pronunciarse sobre el problema que ahora tienen sus compañeros de la plaza de Las Flores, donde acampan estos días los indigentes. Tan solo un vecino, Jesús, hace referencia a esto, afirmando que “mientras no le den una solución a los indigentes, el problema seguirá existiendo, aquí o en otro lugar".

Ese otro lugar está a tan solo unos metros, en la plaza de Las Flores, cuyos negocios comienzan ya a resentirse de los efectos derivados de la presencia de estos menesterosos. “La gente ha dejado ya de sentarse en la terraza, porque continuamente están peleándose, miccionando en la calle o incluso insultando a los clientes, que terminan pasando un mal rato", comenta el encargado de un bar de la zona, que hace unos días sorprendió a un indigente en el interior de la barra “sustrayendo una botella de whisky".

Otro negocio de Las Flores asegura que los problemas son diarios, por lo que reclama alguna solución “que no siga perjudicando a nuestros comercios".

Publicado por P-M. Durio (Diario de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse