cadizcentro.net

17/4/2006

Inspección de Trabajo refleja el desvío de dinero de Personal a una concesionaria

Inicio > — josegalindo @ 4:33 pm :: 1239

La Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Cádiz ha confirmado cómo el Ayuntamiento de Cádiz desvió dinero del capítulo I del Presupuesto Municipal, destinado a Personal, a pagar a empresas concesionarias de los servicios municipales.

Ésta es una de las conclusiones resultantes de un informe elaborado por la delegación del Ministerio de Trabajo en Cádiz a raíz de una denuncia presentada el pasado año por el comité de empresa de los trabajadores laborales del Ayuntamiento de Cádiz. La denuncia iba referida a la contratación de seis monitores deportivos, a través de la empresa concesionaria Arasti Barca, para ampliar los servicios en el Polideportivo Ciudad de Cádiz. Para ello, era necesaria la ampliación del contrato con la empresa para que pudiera contratar al nuevo personal, lo que conllevaba un incremento presupuestario que se fijó en 49.769,42 euros, es decir, una subida del 6,86 por ciento.

El informe demuestra, tras confirmación por el propio Ayuntamiento, cómo el equipo de Gobierno popular autorizó el pasado año un incremento presupuestario para el Instituto Municipal de Deportes para pagar a la concesionaria, a consta del capítulo I de Personal del Presupuesto Municipal. Así, la Junta de Gobierno Local aprobó en julio de 2005 “traspasar del capítulo I de Personal del Ayuntamiento de Cádiz al Instituto Municipal de Deporte la cantidad de 49.769,72 euros para ampliar el contrato de servicios técnicos, cuyo concesionario actual es la empresa Arasti Barca”. La ampliación del contrata quedó ratificada por el consejo rector del Instituto de Deportes en agosto de dicho año, llevándose a efecto el traspaso de capital.

Según el comité de empresa, estos datos confirman cómo el Ayuntamiento paga a empresas privadas a consta de la partida reservada para el empleo público, ya que en el caso en cuestión, los cerca de 50.000 euros se destinan a “pagar a los monitores contratados por Arasti Barca, pero también lleva incluido el beneficio industrial que se lleva la empresa por sus servicios”.

El comité de empresa aboga por “municipalizar el servicio”

El comité de empresa ha denunciado en múltiples ocasiones cómo el dinero público, reservado en el capítulo I de Personal a los trabajadores municipales y a la creación de nuevas plazas de empleo público, se desvía hacia terceros, empresas privadas, que gestionan por concesión determinados servicios. Los sindicatos insisten en que, si bien la partida que se desvía sirve para pagar a los trabajadores contratados por la empresa, también incluye el “beneficio industrial” que ésta asume por sus servicios. Eso conlleva que los trabajadores estén desempeñando una labor con unas retribuciones salariales muy diferenciadas a la de los trabajadores municipales. Esa diferencia es el “beneficio industrial” que se lleva la empresa. Por ello, el comité de empresa aboga por “municipalizar el servicio” y repartir el ya citado “beneficio industrial” entre los trabajadores. Consideran que este sistema redundaría favorablemente en el servicio al usuario, al estar éste gestionado directamente por el Ayuntamiento, y se ahorraría el dinero que se paga a la empresa concesionaria.

Degradación de las condiciones de trabajo

Otra de las conclusiones del informe de la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social sobre los trabajadores del Complejo Ciudad de Cádiz es la manifiesta discriminación laboral entre empleados municipales y monitores contratados por la empresa concesionaria. En el polideportivo desempeñan diariamente su función laboral los técnicos de instalaciones deportivas –personal laboral del Ayuntamiento– y los monitores de natación deportiva de Arasti Barca, los cuales realizan en determinadas ocasiones funciones similares. Según manifiesta el inspector de Trabajo que ha elaborado el informe, existen “considerables diferencias entre las retribuciones” de cada colectivo de empleados, que se encuentran “sujetos a diferentes convenios colectivos”. Continúa el informe confirmando que esta situación “evidencia, respecto de aquellas funciones que pudieran ser idénticas o similares, una cierta degradación de las condiciones de trabajo de estos monitores”, dejando abierta la posibilidad de los representantes legales para “ejercitar las acciones judiciales correspondientes” contra esta discriminación laboral.

Defensa de los derechos

El comité de empresa del Ayuntamiento de Cádiz se ha manifestado contrario a esta situación en el Complejo Ciudad de Cádiz. Puntualizan que su función se centra en “defender al trabajador público”, aunque lamentan la situación en la que se encuentran los empleados no municipales. “No tenemos ningún problemas a que reciban el mismo trato”, argumentan los sindicatos, incidiendo nuevamente en la necesidad de municipalizar el servicio. Desde el comité de empresa no entienden “cómo es posible que si hace falta personal el Ayuntamiento coja a una empresa privada cómo intermediaria”, lo que conllevará indudablemente una discriminación entre empleados en un mismo centro de trabajo, puesto que la empresa optará
por “mal pagar” al personal contratado en su beneficio.

Estas conclusiones de la Inspección Provincial de Trabajo han hecho considerar al comité de empresa la posibilidad de iniciar actuaciones judiciales y denunciar el agravio comparativo existente en determinadas dependencias

Publicado por María Eugenia Medina (Información Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse