cadizcentro.net

12/3/2006

Gervasio Hernández: “Me quedo con mi etapa de concejal por el cariño de la gente”

Inicio > — josegalindo @ 9:32 am :: 1134

Desde que anunciara su renuncia como concejal por IU, Gervasio Hernández Palomeque no ha dejado de recibir parabienes. La razón de su marcha de la política es tan sencilla que parece irreal en estos días de convulso enfrentamiento político. Sus cerca de 70 años son un argumento de peso para alguien que “no quiere que IU sufra” y que procura así un relevo generacional en las filas de un partido que perdió peso en las anteriores municipales y que afronta el reto de rescatar a la izquierda gaditana. Para los más jóvenes puede resultar un desconocido, pues no gusta de protagonismo, pero su trayectoria política dibuja a un hombre que ostentó cargos políticos de relevancia y que se remonta a los prolegómenos de la democracia. De estas cuestiones y otras encuadradas en la actualidad gaditana, habló Gervasio Hernández Palomeque el mismo día que hizo oficial su renuncia. La emoción tiñó la entrevista de principio a fin.

—Le advertía usted a Sebastián Terrada, su predecesor en el cargo de concejal, la tremenda dedicación que requiere este puesto, ¿cómo ha llevado estos últimos años de concejal único de IU en el Ayuntamiento de Cádiz?

—Pues dedicándole las 24 horas del día, leyendo informes, propuestas de los otros grupos municipales, revisando documentos… Ha habido momentos, no obstante, en que no ha sido así pero precisamente son esos momentos en los que no estás haciendo nada cuando te pones a pensar en lo que tienes que hacer al día siguiente. Así que este tipo de angustia es casi peor que estar haciendo cosas.

—No obstante, usted está ducho en la materia puesto que su trayectoria política es de lo más completa. Presidente de la Diputación, parlamentario andaluz, presidente de la Junta del Puerto… ¿Qué destacaría de cada etapa?

—Bueno yo empecé de presidente de la Diputación en 1979, así que imagínese. La estrenamos y pusimos en marcha todo lo relacionado con la nueva Constitución y el artículo 151, es decir, hacer una autonomía de primer orden. De mi etapa de la Junta del Puerto –lo que hoy es la Autoridad Portuaria– me quedo sin duda con la construcción del bajo de la Cabezuela y la estatua Gades de Vasallo. Y durante mi periplo como parlamentario lo más importante fue la aprobación de la Ley de Bibliotecas por la que se creaban las bibliotecas públicas.

—¿Y como concejal de IU?

—Pues aunque los otros cargos puedan parecer de más relevancia la máxima satisfacción política la han experimentado durante mis casi cinco años de concejal. Nunca había estado en un cargo tan sumamente directo con la realidad. Luchas por algo que ves y, sobre todo, notas el cariño de la gente y la ayuda de mis compañeros. Ha sido el trabajo más duro pero el que me ha dado mayores satisfacciones.

—Alguien que comenzó en la política a la par que la democracia, ¿nota algún cambio en la política actual?

—Sí y no. El problema está en que la clase política, aunque a mí no me gusta denominarnos así, se ha distanciado de la gente. Ahora mismo se habla de los políticos como si fueran de otro planeta y eso es mal asunto. Cada vez se habla más de las disputas internas de los dos grandes partidos pero nunca de cosas concretas que importan a la gente. Esta situación no tiene nada que ver la con la enorme ilusión que había en la Transición, con la enorme participación del pueblo en los actos públicos. Ahora los políticos se hna profesionalizado, se han desvinculado de la sociedad y yo no entiendo la política así. Simplemente soy un trabajador que ha estado en cargos públicos. Hay muchos compañeros en los órganos internos de IU que trabajan de manera anónima, pero ésos no salen en la foto.

—¿Pasa algo así entonces en los plenos municipales?

—Claro. Ese enfrentamiento PP-PSOE está creciendo, casi que se está convirtiendo en una moda, aunque realmente creo que es una estrategia. Con cualquier motivo se saca algo para fastidiar al de enfrente y nunca se habla del Ayuntamiento de Cádiz sino de PP-PSOE. Esto es tristísimo y damos una imagen deplorable. Yo nunca he entrado en en ese juego, nunca ha sido mi estilo de hacer política.

De Toledo a Cádiz pasando por Madrid y del PSOE a IU sin tragar con la OTAN

Cuarenta años en Cádiz, cuatro hijos y siete nietos hacen de Gervasio Hernández Palomeque un gaditano de pro aunque su deje en el habla le delaten como foráneo. Hernández Palomeque nació en Navalcán, un pequeño pueblo toledano. “Estudié el Bachiller en Toledo y luego en Madrid la licenciatura y el curso de doctorado en Ciencias de la Educación”. Después, “me presenté a las oposiciones del Cuerpo de Inspectores y las gané”. Por una extraña razón, “pues sólo tenía leves referencias de Cádiz”, pidió venirse a la tacita de plata y así fue. Sus inicios en la política se dieron en las filas del PSOE. Fue en este partido donde alcanzó los cargos de mayor relevancia. Presidente de Diputación, parlamentario andaluz y presidente de la Junta del Puerto. Pero el viraje del PSOE con la entrada en la OTAN supuso la ruptura total. “Fue por eso y porque estábamos dando palos de ciego. De la noche a la mañana dijeron ‘OTAN SÍ’ cuando habíamos predicado lo contrario. A mí esos bandazos no me gustan”.

Publicado por Vanessa Perondi (Información Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse