cadizcentro.net

7/3/2006

Urbanismo niega la luz y el agua a cuatro inmuebles de la Junta

Inicio > — josegalindo @ 7:28 pm :: 1114

Es un requisito que está en el Plan General de Ordenación Urbana desde el año 95, pero que en la práctica no se exige, como lo de que no se vea la ropa tendida: es la obligatoriedad de eliminar el cableado de la fachada cuando se realiza una rehabilitación.

Los promotores consultados demostraban ayer su sorpresa cuando se les preguntaba si alguna vez el Ayuntamiento les había exigido que eliminaran el cableado en las rehabilitaciones. Y más sorpresa aún se ha llevado la Junta cuando, después de siete años actuando en el casco antiguo, Urbanismo ha condicionado la concesión de la licencia de primera ocupación para cuatro fincas a la retirada del cableado de las fachadas. Sobre todo, porque el resto de las fincas que ha arreglado la Oficina de Rehabilitación y ha entregado sin problemas tiene estos cables. Al igual que los tienen inmuebles reformados que ha entregado la empresa municipal de vivienda, Procasa, en intramuros.

Las fincas afectadas por esta medida son el número 3 de Posadillas, el 2 de Sopranis, el 16 de Suárez de Salazar y el 7 de Sargento Daponte (43 viviendas). Esta última se va a entregar hoy a mediodía, y las de Suárez de Salazar y Sopranis están previstas para el día 20. Pero lo malo es que los vecinos no podrán contratar los suministros de agua y de luz hasta que no dispongan de la licencia de primera utilización.

El gerente y el director técnico de la Oficina, Juan Guerrero y Jesús Martínez, indicaban ayer que los planes y fechas de entrega continuarán adelante. Según indican, en conversaciones con los técnicos del área de Urbanismo ya les habían informado de que no habría licencia de primera ocupación para Sargento Daponte si no desaparecía el cableado, por lo que escribieron una carta en la que se ofrecía la posibilidad de ocultar los cables provisionalmente con una falsa cornisa para no perjudicar a los vecinos que son, al fin y al cabo, los que están esperando que les den una casa.

Aunque no hay una respuesta oficial a esta solución, lo que sí llegó ayer desde el Ayuntamiento fue una comunicación en la que se condicionaba la primera ocupación de las cuatro fincas a la retirada de los cables del fachada. Urbanismo recuerda en esta misiva que esta condición ya se impuso cuando se dieron las correspondientes licencias de obras. La Junta así lo admite, pero también advierte de que en todas las licencias de obras que se le han ido concediendo figuraba este requisito, aunque después nunca se ha exigido.

En Sargento Daponte hay un cableado de la empresa municipal Eléctrica de Cádiz y otro de alumbrado público, también un servicio del Ayuntamiento. La Junta afirma que para eliminarlos debería coordinarse con el gobierno local, algo para lo que muestra su “total disposición".

Indica Juan Guerrero que está “totalmente” de acuerdo con el Ayuntamiento gaditano en que los antiestéticos cableados que cruzan las fachadas deberían desaparecer cuanto antes de la ciudad, y desea mantener una reunión con el delegado de Urbanismo, José Loaiza, en la que se llegue a un acuerdo no sólo para decidir cómo se pueden eliminar los cables de estas cuatro fincas de intramuros, sino también para realizar esta misma operación en todas las fincas que, hasta la fecha, ha arreglado la Oficina en el casco histórico de la ciudad. De hecho, en la carta que la Junta envió al Ayuntamiento ya se muestra el “apoyo absoluto” a esta normativa, que pretende dignificar el aspecto de las fachadas.

Publicado por Ángeles M. Peiteado (Diario de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse