cadizcentro.net

1/3/2006

Los gaditanos pagan uno de los impuestos de automóvil más caros de España

Inicio > — josegalindo @ 2:25 pm :: 1094

El Ayuntamiento de Cádiz tiene unas tarifas del impuesto de vehículo de tracción mecánica, la llamada viñeta, muy por encima de la media nacional. Según el estudio de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), entre los ayuntamientos más caros están Barcelona, San Sebastián, Tarragona, Lleida, Bilbao, Córdoba, Granada, Girona, Cádiz y Palma de Mallorca.

El parque móvil de Cádiz supera los 75.000 vehículos y el Ayuntamiento tiene una previsión de recaudar por este concepto más de 4, 9 millones de euros durante 2006, la segunda mayor partida de ingresos en el presupuesto municipal, detrás del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Los automovilistas andaluces pagan, a su vez, anualmente más de 300 millones de euros en impuestos locales.

«Cádiz comparada con el resto de las capitales de las 52 provincias se encuentra entre las más caras ocupando el noveno puesto», afirma el presidente de AEA Mario Arnaldo, quien apunta que entre los ayuntamientos más baratos se encuentra Melilla, Ceuta, Soria, Zamora, Pamplona, Palencia, Pontevedra, Alicante, Cáceres y Huelva.

Según datos hechos públicos por Automovilistas Europeos Unidos, en la provincia se recogerán más de 44 millones de euros, al tener una flota de vehículos de 769.837, representando «sólo el 10% del total del país con 1.760 millones», asevera el presidente de la entidad, Mario Arnaldo. Aunque puede parecer más longevo para algunos, el impuesto sólo tiene 16 años.

Argucias

Comparándolos con los precios establecidos de cinco de los ocho ayuntamientos de Andalucía, los de Cádiz son los más caros para los vehículos de menor cilindrada. Así, un automóvil de hasta ocho caballos fiscales paga anualmente en Cádiz 23,30 euros anuales, por los 20,66 de Almería y los 25,30 de Barcelona y los 6,31 de Melilla, por citar ejemplos extremos. Entre ocho y 11,99 caballos, en Cádiz se abonan 62,95 euros cuando en Melilla, 17,04, y en Barcelona, 68,15. De 12 a 15,99 caballos, en Cádiz se pagan 132,90 euros mientras que en Melilla son 56 y en San Sebastián, 254,40 euros.

Un vehículo de tracción mecánica entre 16 y 19,99 caballos fiscales, en Gijón abona una viñeta de 165,75 euros anuales; en Melilla, 44,81 y en San Sebastián, 208,16. Finalmente, los automóviles de más de 20 caballos, en Cádiz pagan 206,70 euros frente a los 56 de Melilla y los 254,40 euros de San Sebastián.

El establecimiento de estos impuestos, dentro de unos márgenes, es atribución de cada Consistorio. Precisamente, esta circunstancia, unida a la desaparición del indicativo provincial en las matrículas, en septiembre de 2000, ha generado un problema, según Automovilistas Europeos Asociados. Se trata del hecho de que «se han creado en España verdaderos paraísos fiscales en relación con el pago de este impuesto municipal», según un informe de esta organización.

Sin oasis fiscales

Sin embargo, los automovilistas de Cádiz no tienen cerca ninguno de esos paraísos fiscales, pues los precios en la provincia se mantiene dentro de unos márgenes similares.

Los municipios que presentan unos precios escandalosamente más bajos, por el mínimo de la Ley, están en las provincias de Barcelona, Alicante, Teruel y Madrid. Se da la circunstancia de que un municipio que cuenta tan sólo con 235 habitantes que tienen matriculados 13.948 automóviles, es decir, que a cada vecino le tocan casi 60 vehículos.

Estos paraísos fiscales son los de Aguilar de Segarra y Rajadell (Barcelona), La Cerollera (Teruel), Relleu (Alicante), y Robledo de Chavela y Moralzarzal (Madrid). Se trata de cinco municipios con menos de 10.000 habitantes que tienen matriculados el 23% del total de coches de empresa del país por su privilegiado tratamiento fiscal. Es decir, tienen 141.327 turismos de empresa sobre un total de 613.266.

Publicado por Berto Núñez (La Voz de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse