cadizcentro.net

26/1/2006

Los compradores de Santiago, 11 podrían impugnar la expropiación

Inicio > — josegalindo @ 5:37 pm :: 1021

Los compradores de Santiago, 11 podrían recurrir el expediente expropiatorio iniciado por el Ayuntamiento de Cádiz si éste insiste en no reconocerlos como afectados en la expropiación. En efecto, el Boletín Oficial de la Provincia de Cádiz –en su edición del 20 de enero– detallaba como único afectado a Promociones Santiago Once SL, la promotora, obviando por tanto a los compradores que pagaron por las que iban a ser las casas de sus sueños.

El abogado de los mismos, José Colón, recordó ayer a Cádiz Información todo el proceso. “El Ayuntamiento nos notificó la resolución por la que entendía que sólo Santiago Once SL era la afectada por el expediente. En el plazo de 15 días, contestamos que no estábamos conforme con dicha resolución, puesto que entendíamos que los compradores deberían aparecer como titulares de derechos directamente relacionados con la finca objeto de expropiación”. La Delegación de Urbanismo del Ayuntamiento de Cádiz remitió de nuevo una respuesta negativa a los compradores. Pero no se cruzaron de brazos. Volvieron a contestar conminando, esta vez, al Ayuntamiento a que hiciera una correcta relación de afectados. “La inclusión de estos señores (los compradores) no es una cuestión caprichosa. Antes bien, el articulado de la propia Ley de Expropiación Forzosa determina que se deben incluir no sólo a los propietarios sino a aquellos terceros que pudieran tener derechos e intereses legítimos”, explicó Colón.

Y estos señores, “tienen el derecho legítimo y directo sobre el objeto de expropiación”. Tal es así que el Juzgado de Primera Instancia Número 3 de Cádiz dispuso una anotación previa de demanda en el Registro de la Propiedad sobre la finca Santiago, 11 a favor de los compradores. Esto es, en el acta registral de la finca aparece como dueña del solar Promociones Santiago Once SL pero a la vez se reconoce el derecho legítimo de los representados por Colón. “Mayor acreditación de ese derecho legítimo es difícil de encontrar”, afirmaba Colón.

Con estos argumentos encima de la mesa, los compradores instan al Ayuntamiento a que “se ajuste a la Ley, para evitar así previsibles y absurdos recursos”, manifestó el letrado. Actualmente, los afectados están a la espera de la respuesta municipal. “Esperemos que el Ayuntamiento actúe redactando una relación de afectados conforme a lo que determina la Ley, porque no cabe otro proceder. En caso contrario recurriríamos la resolución municipal invocando vicios de nulidad, lo que no creo que ayude a la buena marcha del expediente de expropiación”, aseguró Colón.

Cabe recordar que el Ayuntamiento de Cádiz inició el expediente de expropiación en noviembre de 2005 ante la urgente necesidad de ocupar la parcela donde se ubicaba la antigua finca de Santiago, 11 para garantizar así la seguridad de los edificios colindantes. Promociones Santiago Once SL adquirió la finca para construir 13 viviendas con garajes en el subterráneo en pleno centro de la ciudad. Hoy por hoy, lo único que ha quedado de ese sueño es un solar sobre el que pesa el expediente expropiatorio y los intereses de unos compradores que adelantaron su entrada y que se han quedado sin nada.

Por demora, por daños morales y por lucro cesante

De “completa” calificaba el letrado de los compradores la demanda presentada contra Cuadrado y las sociedades en las que opera. De esta manera, los demandantes solicitan, en lo que a indemnizaciones se refiere, una por daños y perjuicios en la demora acumulada. A la que habría que sumar otra indemnización moral a cada uno de los propietarios por los perjuicios resultantes de su actuación. Dicha cantidad se fijará individualmente y en función de lo que cada uno abonó y de las circunstancias que hayan pasado. Además, solicitan el resarcimiento de los gastos que se deriven de los alquileres. En el caso de que finalmente no se construyeran las casas por expirar la prórroga, piden la devolución del dinero y una indemnización por lucro cesante.

El Juzgado acuerda el embargo de un local de Cuasan Cádiz SL

La demanda que los compradores presentaron inicialmente estaba dirigida contra Juan Cuadrado –el promotor– y las empresas en las que actuaba, esto es, Promociones Santiago Once SL y Cuasan Cádiz SL. Con posterioridad, la jueza decretó la comparecencia de otro socio de Cuadrado. Y en ese punto están. “Estamos esperando a que se emplace al otro socio que tendrá 20 días para contestar a la demanda, si bien, desconocemos si ha sido emplazado o no”, reconocía José Colón, representante legal de los adquirientes.
En cualquier caso, las noticias parecen llegar. El pasado lunes, el Juzgado de Primera Instancia Número 3 de Cádiz aceptaba el embargo preventivo de un local comercial de Cuasan Cádiz SL que se ubica en los Callejones de Cardoso. Si la sentencia fuera favorable a las pretensiones de los compradores y determinara que Cuadrado no sólo tendría que dar las viviendas sino indemnizarlos por daños y perjuicios, el embargo de este inmueble se haría efectivo. Tal como explicó Colón, “antes de presentar la demanda hicimos un rastreo por todas las oficinas de España del Registro de la Propiedad y del Registro Mercantil a fin de poder localizar bienes de la empresa de Santiago Once SL, Cuasan Cádiz SL y de Juan Cuadrado, pero no encontramos nada”. Así las cosas, “en el momento en el que localicemos algo, pediríamos el embargo preventivo”.
En este sentido, en la demanda presentada por los compradores se solicita claramente que “se levante el velo de las sociedades”, esto es, que el interés directo y único recaiga sobre Cuadrado para que no se pueda amparar en Promociones Santiago Once SL y Cuasan SL.

Y aunque el Ayuntamiento no relaciona a los compradores como afectados, sí que contempla las cargas que acumula el solar. En efecto, el BOP del 20 de enero detalla entre las cargas un embargo dimanante del Juzgado de Instrucción Número 3 de Cádiz. También recoge la hipoteca a favor del Banco Sabadell que supera el millón de euros. Sin embargo, nada dice sobre las deudas contraídas con las empresas que acometieron las primeras obras que provocaron la desestabilización de las fincas colindantes. Ruesan e Icano siguen a la espera de cobrar 97.000 y 12.000 euros respectivamente, aunque dudan mucho de que el pago se haga efectivo.
Por contra, aún sigue pendiente la resolución judicial sobre el recurso contencioso administrativo interpuesto por el promotor Juan Cuadrado, que de resolverse a su favor supondría la paralización del expediente de expropiación.

Publicado por Vanessa Perondi (Cádiz Información)




RSS 2.0         Identificarse