cadizcentro.net

24/1/2006

Los embargos municipales afectan a casi 2.000 gaditanos

Inicio > — josegalindo @ 3:22 pm :: 1007

Los embargos ordenados por el Ayuntamiento de la ciudad afectan a 1.983 gaditanos, muchos de los cuales ya han guardado religiosamente cola en el edificio Amaya, donde se encuentra el Servicio de Recaudación Municipal, para abonar el débito o, en muchos casos, comprobar a qué se debe el embargo. La Hacienda local espera recaudar 310.467 euros, alrededor de 51 millones de pesetas, con una medida que es criticada, en la forma que no en el fondo, por el grupo municipal socialista.

José Blas Fernández, teniente de alcalde delegado de Hacienda y Patrimonio, defiende de nuevo la legalidad del proceder municipal: “Sabemos que es un asunto desagradable, pero legal. Hemos actuado, de manera escrupulosa, tal y como marca la ley".

Desde el Ayuntamiento se han efectuado en esta ocasión un total de 2.721 embargos, que afectan a 1.983 gaditanos. A algunos de ellos, pues, se les reclama cantidades por más de un concepto. El montante total de dinero a recaudar, mediante el pago voluntario en caja o por la ejecución definitiva del embargo, es de unos 51 millones de pesetas.

La mayor parte de los ciudadanos obligados a hacer cola en el edificio Amaya a consecuencia de este embargo han expresado ya su malestar por la forma en la que el Ayuntamiento ha actuado. Entre otras quejas, se encuentra la de no haber recibido una notificación municipal del débito, un extremo que José Blas Fernández niega tajantemente: “A todos se les ha notificado con acuse de recibo, y si no se ha encontrado al destinatario, se ha publicado su nombre en el Boletín Oficial de la Provincia, tal y como se establece en la ley".

Fernández destaca que esta medida no es agradable, pero asume el papel que le ha tocado desempeñar —"pese a las descalificaciones que me llevo", afirma— y defiende también el trabajo de los funcionarios que en estos días atienden a los ciudadanos: “También ellos tienen que aguantar algunos comentarios fuera de lugar".

José Blas Fernández sabe que en este listado de morosos “hay de todo"; es consciente, de hecho, de que algunas deudas se contraen por olvido, pero recuerda que es obligación de la administración reclamar lo que se le debe. También hay, asegura Fernández, quien dejar de pagar, por ejemplo una multa, para comprobar si la deuda cae en saco roto y no se le reclama nunca.

Precisamente en este punto es donde el grupo municipal socialista critica al equipo de gobierno. Francisco Piniella, concejal de la oposición, destaca que el Ayuntamiento debe evitar que estos embargos “asusten a la gente". Piniella no cuestiona la legalidad de la actuación municipal, pero cree que desde la administración se debe distinguir: “No es lo mismo enviar una carta al que debe 20 euros que al que debe 6.000, por ejemplo. A lo mejor, el procedimiento para cobrar no debe ser el mismo, sólo mediante el embargo".

“Ahora bien —matiza Francisco Piniella—, los ciudadanos deben ser responsables ante la administración y cumplir con su obligación de pago, pero también la administración debe tratar a los ciudadanos como personas, y no medir a todos por igual".

Publicado por J. A. L. (Diario de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse