cadizcentro.net

21/1/2006

OPINIÓN

Inicio > — josegalindo @ 8:52 pm :: 1002

José Galindo

El emigrante

Cuando salí del Consorcio,
volví la cara, pensando,
que todo lo que tenía
atrás me lo iba dejando.

Llevaba por compañeras
mi Visa y mi Mastercard
y la promesa de “alguien”
de volverme a “rescatar".

Me fui a instalar en Pozuelo
y vinieron del Diario
a joderme los negocios
de los que vivo “en precario".

Tuve que irme a Miami,
hasta donde me siguieron.
Investigaron mi empresa
y de nuevo me jodieron.

Seguí viajando, viajando,
buscando algún escondrijo,
y ahora estoy en Panamá,
con el Martinín Torrijos.

Después de tanto viaje,
demostraré mi inocencia:
no quiero hacerles más gastos,
lo haré por videoconferencia.

Como dice mi abogado,
mi delito ya ha prescrito:
que me quiten lo bailao,
que aquí sigo morenito.

Adiós, Consorcio querido,
adiós, Rato, adiós, Teo.
Fue un placer ser de los “vuestros",
de aquí yo no me meneo.

Cuando salí del Consorcio,
volví la cara, llorando.
En lugar de llevar “Prisa",
debí marcharme cantando:

adiós mi coche y mi chófer,
mi Rilco y mi acompañante.
Me convierto, desde ahora,
en viajero emigrante.




RSS 2.0         Identificarse