cadizcentro.net

20/1/2006

Manuel Rodríguez de Castro traslada su residencia a Panamá

Inicio > — josegalindo @ 8:16 pm :: 996

El ex delegado del Estado en la Zona Franca Manuel Rodríguez de Castro ha trasladado su residencia habitual a la capital de Panamá, según confirmó ayer a Diario de Cádiz, una de sus abogadas, Isabel Márquez, que la defiende ante el Tribunal de Cuentas. Después de marcharse de Cádiz y obligado a dimitir tras las irregularidades detectadas durante su gestión, Rodríguez de Castro se instaló en una zona residencial de la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón, trasladándose presumiblemente a Miami una vez fue descubierto por varios reporteros de Diario de Cádiz. El ex delegado también guarda relación con México, donde ha sido consejero del Grupo Azteca, por lo que también se supuso que residió en este país.

La relación de Rodríguez de Castro con Panamá viene de lejos. Siendo delegado de la Zona Franca ya firmó un convenio, en septiembre de 1998, entre el Consorcio gaditano y la Zona Franca de Colón. El objetivo era que la institución española funcionase como organismo consultor para asuntos relacionados con la Unión Europea.

Fuera ya de la dirección de la Zona Franca gaditana, Manuel Rodríguez de Castro siguió manteniendo contactos muy directos con empresarios y altos dirigentes de este estado. Como presidente de la Agencia Hispana, un banco de inversiones, Rodríguez de Castro mantuvo un encuentro, en septiembre de 2002, con el ministro de Obras Públicas de Panamá, Victor N. Juliao. En aquel momento el ex delegado destacó el interés de las empresas españolas en invertir en proyectos gubernativos. A la vez, resaltó las posibilidades económicas de este país americano.

Actualmente no ha trascendido las ocupaciones que mantiene Manuel Rodríguez de Castro, “desconocidas” por su abogada en España.

Rodríguez de Castro intentó, sin éxito, declarar desde Panamá en el juicio celebrado esta semana contra él en el Tribunal de Cuentas. Su equipo jurídico adujo el auxilio judicial para evitar el viaje del empresario hasta Madrid, considerando que éste podía declarar o bien por vídeo conferencia o acudiendo a algún edificio oficial en su lugar de residencia, lo que fue denegado por el Tribunal.

La defensa del ex delegado considera que el caso abierto por el Tribunal de Cuentas, por la falta de justificación de gastos que rondan los 600.000 euros en su etapa al frente del Consorcio, ha prescrito pues desde esta etapa han transcurrido cinco años.

“En este tiempo, nuestro defendido no ha recibido comunicación alguna sobre este procedimiento, que sólo lo conoce desde marzo de 2005. Ello ha provocado que no pudiese estar presente en la fase de alegaciones durante el proceso de fiscalización de las cuentas", indica a este diario su abogada.

Ante esta alegación presentada ente el tribunal, éste ha decidido esta semana practicar una diligencia final a fin de comprobar si desde el Consorcio se le dio traslado de este proceso judicial en tiempo y forma.

Para comprobar este dato, el Tribunal de Cuentas ha traslado a Cádiz un exhorto a fin de que Miguel Osuna, que sustituyó a Rodríguez de Castro al frente de la Zona Franca, aclare esta situación. Osuna no tendrá que acudir a Madrid sino que podrá declarar en un juzgado previamente nominado por el Tribunal.

Esta última decisión ha provocado sorpresa en el equipo de abogados de Rodríguez de Castro “ya que a nuestro defendido se le denegó el pasado mes de diciembre la posibilidad de declarar desde Panamá, aduciendo que no tenían medios técnicos para ello".

Por otra parte, Isabel Márquez negó que el Tribunal de Cuentas haya fijado por el momento una sanción por la incomparecencia de Manuel Rodríguez de Castro, aunque existe esta previsión si se rechaza la justificación.

En cuanto al embargo de las cuentas que posee en territorio español el empresario, por una cuantía que supera el medio millón de euros, su abogado dijo desconocer que poseía más propiedades embargables en el país.

Una vez el Tribunal de Cuentas tenga en su poder la última prueba reclamada, se procederá a dictar la sentencia, lo que podría ser en uno o dos meses.

Publicado por José Antonio Hidalgo (Diario de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse