cadizcentro.net

9/1/2006

Sólo dos presidentas entre las 17 asociaciones de vecinos de 5 de Abril

Inicio > — josegalindo @ 8:39 pm :: 961

La Federación de Asociaciones de Vecinos 5 de Abril ha alzado la voz de alarma ante la falta de mujeres en los órganos de decisión tanto en las organizaciones vecinales como en la propia Federación y ha situado el tema de la paridad como una de sus prioridades, como se reflejó en las últimas jornadas vecinales celebradas en diciembre.

Durante este encuentro ya se abordó una ponencia, a cargo de la secretaria de la institución, Dolores Contreras, en la que se dieron algunas pinceladas sobre cómo está la situación de las féminas en lo que se refiere a puestos de responsabilidad en el movimiento vecinal, y las conclusiones no fueron muy alentadoras: sólo dos de las 17 asociaciones que componen la Federación cuentan a una gaditana como presidenta, y sólo uno de los cuatro cargos orgánicos de la organización, así como de los responsables de mesas de trabajo, es mujer. A esto hay que añadir otras dos féminas que han perdido la presidencia de sus colectivos.

Contreras hizo hincapié en la contradicción que supone que las mujeres sean las que en mayor número sostienen y mantienen los colectivos vecinales, las que participan en todos los talleres, actividades y pagos de cuotas, y sin embargo sean las que menos cuenten en los órganos de decisión.

¿Utopía?

En sus conclusiones, Contreras señaló que esta representación «no se ajusta a la realidad», ya que si la mujer es el pilar sobre el que se sustenta cada día el movimiento vecinal, su reflejo en los cargos directivos tendría que ser cuanto menos paritario. Y en la actualidad, «esto es una utopía».

Para la Federación, la realidad política se da bruces con la realidad social: el 51 por ciento de las gaditanas no posee estudios primarios, aunque al 49 por ciento le hubiera gustado alcanzar los estudios universitarios, y si hablamos de empleo, sólo el 32 por ciento de las gaditanas lo tiene, casi siempre con un salario inferior, con una diferencia que puede llegar a ser de un 30 por ciento menos de lo que cobra un hombre por el mismo trabajo.

Además, sólo dos de cada cinco féminas tiene un empleo indefinido, y el 54 por ciento considera que no tienen posibilidades de ascender o subir de categoría profesional: es el llamado «techo de cristal».

Junto a esta realidad, está la de la violencia de género. Cuatro de cada cinco personas conocen la existencia de mujeres maltratadas a su alrededor y nadie está dispuesto a denunciar. Según cifras no oficiales (que incluyen casos no considerados tradicionalmente maltrato) entre enero y diciembre de 2005 murieron 79 mujeres por la violencia en España.

Para combatir esta indefensión se hace necesario buscar cauces como una mayor participación de la mujer en los órganos de decisión y una mejor conciliación de la vida social, laboral y familiar de las trabajadoras.

Publicado por Manuel Álvarez (La Voz de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse