cadizcentro.net

1/1/2006

OPINIÓN

Inicio > — josegalindo @ 11:18 am :: 942

José Galindo

Propósito de enmienda

Para este nuevo año que comienza hoy me he propuesto enmendar algunas cuestiones que me tienen preocupado, aunque no voy a dejar de fumar (ya lo hice, sin campañas).

Me he propuesto no meterme con la alcaldesa ni con sus dignos concejales, salvo craso error o manifiesta incompetencia. Me propongo también como penitencia leer entero algún artículo de Antonio Pérez Sauci, de esos en los que mezcla las churras con las merinas bajo el pomposo título de “Plazuela de la Cruz de la verdad y el Mentidero". Este último va a ser un sacrificio muy grande, pero lo haré por una buena causa: conseguir que la Asociación de Vecinos Cádiz Centro le nombre Socio de Honor, ya que reside en el entorno de la entidad vecinal que preside Carlos Jesús Rivero.

Me propongo no cuestionar la labor de Rodríguez de Castro en el Consorcio de la Zona Franca de Cádiz mientras que fue delegado del Estado en esta institución, aunque me duela que se hallan llevado el dinero de todos los gaditanos. Tampoco cuestionaré los bienes muebles e inmuebles de los diputados de la patria autonómica, que a lo que se ve en los informes, son escasos. Me barrunto que para antes de las próximas Navidades va a haber que hacer una campaña con el fin de recaudar fondos para sus señorías.

También me propongo asistir a todos los actos a los que me convoquen las distintas instituciones, aunque me atiborren de croquetas y aunque después salga el concejal Ortiz diciendo que el Consejo de Dirección y Seguimiento de la ejecución del programa de la Oficina de Rehabilitación de la Junta de Andalucía “debe estar presidido por el propio viceconsejero y acoger en su seno a las asociaciones de vecinos y, lo más importante, a la alcaldesa”. Joder. Si lo más importante es que esté la alcaldesa, para qué carajo viene el viceconsejero. Por eso no vino y dejó con el culo al aire al concejal (ay, ya estoy incumpliendo uno de mis principales propósitos).

En fin, para este año que estrenamos me propongo ser bueno, no ser demasiado cínico y promover la paz y la amistad entre todos los hombres y mujeres (también entre los políticos, personas de carne y hueso al fin y al cabo).

Aunque pensándolo bien, si cumplo con todos estos buenos propósitos que he hecho, ¿de qué voy a escribir yo?




RSS 2.0         Identificarse