cadizcentro.net

19/12/2005

Comerciantes y vecinos de la Plaza critican el mercado dominical

Inicio > — josegalindo @ 1:13 pm :: 903

El mercado de artículos antiguos y para coleccionistas que se celebra todos los domingos se ha consolidado como un actividad más de la ciudad. Los vendedores, la mayoría ambulantes, colocan sus puestos desde primeras horas de la mañana para ofrecer al público monedas antiguas, lámparas o discos de vinilo. Sin embargo, y a pesar de aceptación que ha tenido entre el público, comerciantes y vecinos no están contentos con este mercadillo semanal.

Los propietarios de los establecimientos que están ubicados alrededor de La Plaza han denunciado que «todos los lunes nos encontramos en la puerta del establecimiento los restos de este mercado. Bolsas de basuras, discos, cintas o cualquier otro objeto que estos vendedores no han conseguido colocar al consumidor».

Baja calidad

Otros comerciantes, incluso, se han encontrado «con los seguros forzados e incluso los restos de una fogata junto a las persianas que protegen el establecimiento». Éstos, además, no sólo critican el descontrol que se suscita en la zona, sino también la calidad de los productos que se venden.

Así, y según algunos de estos empresarios, «aunque algunos vendedores sí exponen artículos para coleccionistas, otros, la mayoría, intentan vender cosas que han sacado de los bidones de basura», señala un comerciante que añadió que «a uno de estos vendedores ambulantes le he observado durante la semana, y recorre las calles de la ciudad intentando recopilar cosas que poder vender».

Otros, incluso, han puesto a la venta radios que ya no funcionan, paraguas rotos, sillas a las que le falta una pata o cintas de música demasiado anticuadas.

Los comerciantes señalan que «este tipo de artículos desprestigian el mercadillo. Así, si el Ayuntamiento quiere promocionar este mercado debería realizar un control y analizar los artículos que se venden. Y si lo que ofrecen no supera una calidad mínima, se debería solicitar al vendedor su retirada».

Asimismo, los propietarios de los establecimientos de La Plaza apostillan que «la venta de estos productos fomenta que todo el que quiera se puede poner aquí y vender lo que le dé la gana. Si nosotros tenemos que pasar una control de calidad, ellos también», apunta un empresario.

Otros señalan que «al principio, cuando se inició la actividad, muchos pensamos en abrir los domingos pero lo descartamos rápidamente».

Más limpieza

Comerciantes, y también algunos vecinos, han denunciado el estado en que se queda al zona cuando finaliza el mercadillo. Así, en las aceras quedan olvidadas muñecas rotas, discos, calzonas con agujeros, bufandas apolilladas o el pie de una lámpara.

Aunque la asociación de vecinos Cádiz Centro no tiene constancia de estas quejas, algunos vecinos han denunciado a LA VOZ que muchos de estos «vendedores, por llamarlos de alguna manera, orinan en las esquinas de las calles, dejan las botellas de las que beben en medio de las aceras e incluso, destrozan algunas cristaleras». Estos vecinos han exigido «más control al Ayuntamiento, porque este mercadillo es más un encuentro de chatarreros y basureros».

Publicado por Mayte Huguet (La Voz de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse