cadizcentro.net

12/12/2005

Vecinos y comerciantes piden a las partes que eviten la huelga

Inicio > — josegalindo @ 7:25 am :: 884

Desde que estallara el conflicto laboral que enfrenta a los trabajadores con la dirección de la empresa concesionaria del servicio de limpieza, la plantilla se mostraba preocupada por la reacción de la ciudadanía. Una amenaza de huelga no es plato de gusto de nadie, y en plena época navideña, aún menos. Sin embargo, desde las dos Federaciones de Asociaciones de Vecinos de Cádiz –Cadice y 5 de Abril– el apoyo a las reivindicaciones salariales de los trabajadores es total. Ahora bien, reclaman una solución pronta y duradera, sobre todo teniendo en cuenta que la amenaza de la huelga se hará palpable en tres días si las negociaciones no llegan a buen puerto. Y es que cada año la ciudad se ve amenazada por una huelga.

En este sentido, Francisco Gallardo, de 5 de Abril, apostaba por el diálogo. “Los trabajadores están en su derecho de luchar por sus mejoras laborales pero pedimos a las partes diálogo y civismo”. Gallardo apeló a su vez a la responsabilidad de la Corporación municipal. “Pedimos a todos los representantes políticos que hagan un esfuerzo para evitar esta huelga salvaje que se avecina. Es su deber”.

Desde Cadice, su presidenta, Lucía Núñez, exige a la empresa que deje a un lado la estrategia dilatoria que viene manteniendo año tras año. “¿Por qué la empresa apura hasta al final para sacarle el jugo al trabajador?”. Y es que para la presidenta de Cadice la cuestión está muy clara: “El trabajador de la limpieza es un gaditano más, y a él le va a molestar, tanto como a los demás, la suciedad en las calles”. Por eso, considera que “cuando las partes llegan a un término medio, el trabajador aceptaría”.

La necesidad de zanjar esta problemática se convierte en “imperante”, tal y como decía Gallardo, que apelaba a que los convenios colectivos en este sector tuvieran, al menos, un carácter bianual contemplando, eso sí, mejoras salariales en concordancia a la subida del nivel de vida. En cualquier caso, el movimiento vecinal gaditano –unido por una vez, al menos en pareceres–, demanda a los sectores implicados que eviten esta medida tan drástica. “Al final esto es la pescadilla que se muerde la cola. Los ciudadanos terminamos siendo los perjudicados mientras que somos nosotros los que pagamos los impuestos”decía Gallardo.

Desastre en el comercio

Y si los ciudadanos pueden ver afectado su modo de vida, los comerciantes se juegan el salario, puesto que de hacerse efectiva la huelga, las pérdidas económicas serían incontables. “Nosotros somos los grandes perjudicados”, se lamentaba Salvador Muñoz, presidente de la Unión de Comerciantes de Cádiz.
La situación del comercio gaditano es, de entrada, “preocupante”, de tal forma que se vería agravada con una huelga. “Con todas las calles regadas de basura va a ser imposible transitar por el centro, por lo que mucho nos tememos que la gente optará por comprar en los centros comerciales”, argüía Muñoz. Y es que parece claro que en estos conflictos siempre pierden los mismos. “Las grandes superficies nos hacen mucho daño durante todo el año pero en estas condiciones podría ser aún mayor”.

Así las cosas, la ciudadanía en general, y los comerciantes, en concreto, estarán hoy atentos a la reunión que a partir de las diez de la mañana mantendrán el comité de empresa y la dirección. Ya en la última reunión –celebrada el pasado miércoles– el presidente del comité de empresa, José Soto, auguraba jornadas de negociación maratonianas. No queda más que esperar.

Publicado por Vanessa Perondi (Cádiz Información)




RSS 2.0         Identificarse