cadizcentro.net

4/12/2005

OPINIÓN

Inicio > — josegalindo @ 10:06 am :: 873

José Galindo

El señor director

El señor director de Diario de Cádiz, José Joaquín León, o va poco por los barrios o vive en una nube, pues en el artículo que publica hoy el periódico que dirige, titulado “Asustajóvenes", da a entender que los llamados “asustaviejas” se están reciclando y se están convirtiendo en las Hermanitas de la Caridad por el simple hecho de haber firmado un código ético con la Federación de Asociaciones de Vecinos 5 de Abril, que representa a la mayoría de las asociaciones de vecinos de Cádiz.

Como el señor director sabe, o debería saberlo, pues maneja los hilos de un medio muy poderoso en la ciudad, la firma del código ético elaborado por la federación de vecinos no implica más compromiso por parte de quien lo firma que cumplir con el espíritu de la letra del propio código, no teniendo por ello ninguna validez jurídica, sino moral.

No hay asustaviejas buenos y malos, como quiere hacer creer el señor director, hay sólo asustaviejas, y que alguno de ellos haya firmado el código ético no le convierte por eso en Robín de los Bosques. No seamos hipócritas denunciando la escasez de suelo de la ciudad y el problema del acceso de los jóvenes a las viviendas en Cádiz mientras apoyamos la especulación o nos hacemos los “lorenzos” mirando para otro lado cuando ciertas operaciones urbanísticas nos favorecen.

Y si el problema de los residentes en las viviendas del casco histórico no se soluciona organizando debates “para montar peleas de vecinos", tal y como denuncia el señor director, a lo mejor sí se arreglaría si todos nos aplicáramos el cuento y no utilizáramos la demagogia y el cinismo de baja estofa escribiendo que los gaditanos auténticos (hombres y mujeres) se están perdiendo y que la solución sería repoblar el casco antiguo y trasplantar a los viejos, trayendo a personas de fuste, con fuerte poder adquisitivo, intentando emular lo que se está haciendo en otros cascos antiguos, como el de Sevilla, que bien conoce el señor director, expulsando a los antiguos inquilinos y especulando con las viviendas y con el suelo.

Si esa es la solución, señor director, dedíquese a escribir postales y panegíricos, ahora que llega la Navidad, y no se excuse en los jóvenes para proponer soluciones tan débiles, porque si el mercado es el que hace de asustajóvenes, las administraciones públicas también tienen algo que decir (entre ellos los Ayuntamientos) y los medios de comunicación, como el que usted dirige, tienen que poner el dedo en la llaga y denunciar a los especuladores, si es verdad que se tiene interés por arreglar este grave problema y no hacer demagogia con él, señor director.




RSS 2.0         Identificarse