cadizcentro.net

13/11/2005

El elevado precio de los pisos incrementa la adaptación de locales comerciales a viviendas

Inicio > — josegalindo @ 2:22 am :: 834

Los elevados precios que han alcanzado en la actualidad los pisos en la capital gaditana ha obligado a algunos compradores a buscar otras alternativas para hacerse con una propiedad. Por este motivo, muchas personas han comenzado a buscar locales comerciales u oficinas para adaptarlos a vivienda.

En lo que llevamos de año, la Delegación de Urbanismo del Ayuntamiento de Cádiz ya ha concedido trece licencias de obras mayores destinadas a este fin, sin contar las peticiones que han sido solicitadas y se encuentran en trámites o las rechazadas, cuyos datos no han podido ser facilitados por los responsables municipales.

La mayoría de estos inmuebles se encuentran en las calles del casco antiguo, entre ellas, Cobos, Torre, Cervantes, Montañés, Rosario, Feduchy o Arbolí.

Sin embargo, no todos los locales pueden adquirir el uso residencial, ya que estos deben cumplir una serie de requisitos. En este sentido, Urbanismo no permite esta operación en aquellas calles que pertenezcan a algunos de los ejes comerciales en los que se divide la ciudad y que están recogidos en el Plan General de Ordenación Urbana, ya que estos espacios tienen que estar dedicados exclusivamente al comercio.

En el caso de que la calle no pertenezca al eje comercial, el Ayuntamiento establece que las plantas bajas sí pueden ser destinadas a uso residencial.

Una vez superado este trámite, el comprador debe presentar el proyecto de obras a realizar en el local, que será estudiado por Urbanismo para garantizar que la vivienda reúne todos los requisitos de habitabilidad recogidos en el PGOU, atendiendo a cuestiones como la ventilación, longitud o equipamientos, entre otros. Cuando el local o la oficina consigue el uso residencial, pasa a convertirse en vivienda a todos sus efectos, tanto legales como económicos, de ahí que la carga fiscal también sufra una importante modificación.

Actualmente, muchas de las inmobiliarias de la ciudad ofertan este tipo de inmuebles a sus clientes, «ya que de esta manera pueden ahorrarse algo de dinero y adquirir una propiedad en la capital, algo que de otra manera sería imposible por la disponibilidad económica que tienen», señaló uno de los responsables de Piso’s Inmobiliario. En este sentido, apuntó que el ahorro puede alcanzar hasta un 30%. «Por ejemplo, tenemos un local junto al Paseo Marítimo de 50 metros cuadrados que vale 23.000.000 de pesetas, y una vivienda de estas características puede llegar a alcanzar los 40», añadió.

Según asegura este grupo, el perfil del comprador de estos locales suele ser el del promotor que se encarga de llevar a cabo toda la tramitación oportuna para obtener el uso residencial y después lo vende ya adaptado a vivienda a algún particular.

Procedimiento difícil

La inmobiliaria Bahía Blanca también cuenta en estos momentos con locales en las calles Poeta Nieto, García Carrera o Doctor Fleming que pueden convertirse en viviendas. Sin embargo, advierte que el procedimiento es lento y difícil, «ya que el Ayuntamiento pone muchas trabas a la hora de conceder el uso residencial», apuntó una de las responsables.

Toda esta tramitación ha supuesto también un inconveniente para las empresas inmobiliarias. De ahí que muchas de ellas se nieguen a vender este tipo de inmuebles.

Publicado por Nuria Agrafojo (La Voz de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse