cadizcentro.net

2/11/2005

OPINIÓN

Inicio > — josegalindo @ 11:09 pm :: 800

José Galindo

La concejala indómita

El debate sobre los asustaviejas que organizó la Federación de AAVV 5 de Abril (sin merienda, hay que ver lo tacaños que son, igualito que el que organizó el Ayuntamiento en compañía de “la otra” federación, que llenó el Palacio de Congresos de “merendones” de gorra) nos ha dejado una imagen plástica que pasará a la historia del movimiento asociativo de esta ciudad todavía llamada Cádiz. Por poco tiempo, pues Zapatero y los suyos, según anuncia el “talibán de sacristía” en la Cope, se propone rescatar para la ciudad el nombre de “Liberaria” para conmemorar el segundo centenario de la Constitución de 1812.

La imagen de la que hablaba antes es la de la concejala indómita, Ana Peral, delegada de Participación Ciudadana en el equipo que dirige Teófila Martínez, que, en un arrebato de furia española (la española cuando salta es que salta de verdad), saltó como un resorte de su asiento y se lanzó contra el representante de la federación en la mesa del debate, Luis Monroy, a quien le dijo voz “in pectore": “es usted un mentiroso". No le hizo falta ni micrófono. Allí mismo, frente a la mesa donde estaban sentados los intervinientes, se dirigió al público como sólo una heroína sabe hacerlo para que el respetable tuviera cuenta de su verdad, imagen que bien supieron los periodistas (fotógrafos, según Fernando Santiago) valía su precio en oro.

Lo que vino detrás carece ya de importancia, porque lo fundamental del debate fue esta escena digna de una película de Berlanga: “Furia española", en castiza versión gaditana. Hubo otra concejala del PP, Charo Soto, que abandonó el lugar, entre abucheos del respetable, en señal de protesta a las palabras que estaba escuchando por parte del representante de la federación de vecinos, los demás concejales “peperos” permanecieron en sus asientos, aunque visiblemente consternados. La concejala indómita, no, ella, cual una vívida imagen de Juana de Arco, supo plantarse ante el auditorio para cantarle las cuarenta al representante vecinal, quien le espetó: “No manipule usted, señora Peral", a lo que contestó la irredenta: “usted es quien está mintiendo, porque la alcaldesa ha recibido a la federación en agosto".

¿Qué importancia tiene ya que la federación fuera o no recibida en agosto? ¿No ha recibido la alcaldesa en octubre a cien gaditanos nada más y nada menos que en su sede de Génova? (perdón, quise decir Cánovas). La alcaldesa recibe, pero no a esos mindundis pancarteros que la hicieron llorar en un pleno, hasta ahí podíamos llegar.

“¿Quién es ella?", cantaría un atribulado Perales a una indómita Peral, “¿en qué lugar se convirtió en acelga?". En el Partido Popular hay mucha carcamonía, es cierto, pero una indómita Peral los redime de guerras iraquíes, de los “pequeños talibanes de sacristía", e incluso de sus propias momias, que haberlas, haylas.




RSS 2.0         Identificarse