cadizcentro.net

23/9/2005

El municipio retirará a Juan Hidalgo la propiedad de San Miguel, 9

Inicio > — josegalindo @ 9:13 pm :: 719

Urbanismo garantizó que no permitiría el retorno de los inquilinos del tercer piso del número 9 de la calle San Miguel hasta que no finalizasen las reformas. Lo hizo después de las protestas que provocó una autorización municipal para el regreso de dos familias a unas casas que no reunían los requisitos mínimos de habitabilidad. En ese momento, también amenazó al propietario del edificio, Juan Hidalgo Pecino, con iniciar la expropiación si no ejecutaba las obras requeridas. Hoy, en la junta de gobierno local, se tramitará el primer paso para este proceso: la declaración del incumplimiento del deber de conservación.

Las tercera planta de San Miguel, 9 fue desalojada en 2003, tras un informe de un técnico municipal que señalaba el mal estado de la estructura del este piso. Dos años después, Urbanismo autorizó el regreso a sus casas de las dos familias. La razón, habían recibido un informe de un arquitecto que indicaba que se habían realizado las reformas necesarias.

Pero cuando los vecinos llegaron a sus casas se encontraron con unas viviendas que no reunían los requisitos mínimos de habitabilidad. Y recurrieron el decreto de realojo, con el apoyo de la asociación de vecinos de Cádiz Centro.

Al principio, Urbanismo ratificó el realojo. Incluso después de que los técnicos visitasen la finca. Pero unos días después comenzó a desconfiar del informe del arquitecto contratado por la propiedad. Había varias razones para ello. El Ayuntamiento disponía de otro informe de un aparejador que decía que las casas no eran habitables, también encargado por el propietario. Y la finca había cambiado de manos en los últimos meses y ahora se la repartían tres dueños.

El Ayuntamiento actuó. Inspeccionó de nuevo las viviendas. Y ordenó que los vecinos no retornasen a sus hogares si no se ejecutaban las obras. El propietario, un promotor al que las asociaciones vinculan al fenómeno de los asustaviejas y que fue el segundo firmante del código ético de 5 de Abril, inició las actuaciones un día después.

Pero Urbanismo ha decidido seguir con el proceso. E iniciar los trámites para la expropiación del número 9 de la calle San Miguel, propiedad de Juan Hidalgo Pecino. El promotor dueño del número 28 de Sopranis, la finca en la que tres parejas compraron sus pisos y que tiene abierto un expediente de expropiación.

Publicado por J. A. (Diario de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse