cadizcentro.net

4/9/2005

OPINIÓN

Inicio > — josegalindo @ 8:17 am :: 667
El niño y sus paisajes

Ver cómo acaricias el pelo de ese niño, niño tan niño como tú, viviendo su infancia con premura, asomándose al mundo, descubriendo que una ola se ha llevado de pronto en su vaivén el trabajo de toda una tarde, proyecto de castillo encantado donde vienen a resumirse todas las fantasías y ensoñaciones del niño, tus propias fantasías.

Pasear por la arena de la mano del niño, dejarte llevar de sus sucesivos arrebatos, desnudarte de teoremas y palabras huecas para hacerte un resquicio junto a él. No hacen falta palabras para comunicarse con el niño, basta con los gestos y una mirada furtiva. El niño lo asimila, te confía sus mayores secretos y ya puedes tener participación en el botín de sus caricias. (…Más información …)




Jorge Loring: “El jesuita y el militar defienden ideales perdidos: Dios y la patria”

Inicio > — josegalindo @ 7:45 am :: 668

Pronto será Hijo Adoptivo de la ciudad y, después de más de media vida aquí, guarda todavía visos del acento catalán. Este hombre de 84 años de edad tiene la suerte de estar cumpliendo su sueño: la salvación de las almas.

—¿Por qué se hizo usted sacerdote?

—Mi padre era dueño de una fábrica de aviones en Madrid y yo estudiaba Ingeniería Aeronáutica para ponerme al frente de la empresa de mi padre. En ese momento yo me encontraba haciendo ejercicios espirituales en Málaga y allí pensé que con la fábrica de mi padre podría dar trabajo a cientos de familias. Sin embargo, como jesuita podría salvar almas, que vale mucho más. Entonces sentí el deseo de renunciar a todo lo de esta vida y dedicarme a salvar almas.

—¿Qué le contestó su madre?

—Yo dudaba sobre si debía decírselo porque era el mayor de ocho hermanos y detrás de mí venían seis niñas. Mi otro hermano tenía diez años y mi madre era viuda. Yo era su esperanza para sacar la familia adelante. Pero se lo dije. Le dije que Dios me llamaba a jesuita y que no sabía qué hacer por la situación familiar. Ella me contestó: “Jorge, si Dios te llama, vete, que a mí Dios no me abandona". Llevo 60 años como jesuita y no me he arrepentido ni un minuto. Es más, si volviera a nacer elegiría lo mismo. (…Más información …)




RSS 2.0         Identificarse