cadizcentro.net

19/6/2005

OPINIÓN

Inicio > — josegalindo @ 7:25 pm :: 470
Urbanismo: ¡Qué ruina!

“Y Urbanismo dice que es habitable". Este es el título que eligió Eva Bocanegra para su texto informativo aparecido en Diario de Cádiz el pasado sábado 18 de junio. Un título a cinco columnas que resume la inoperancia de la Delegación de Urbanismo del Ayuntamiento de Cádiz al mismo tiempo que constata el sufrimiento de los vecinos, en este caso reflejado en Salvador Pellicer, que enseñaba a los medios, a los directivos de la AVV Cádiz Centro y a los concejales de la oposición el informe del aparejador municipal en el que se manifestaba que las viviendas del número 9 de la calle San Miguel pueden ser habitadas.

Una casa entre puntales, la de Salvador Pellicer, en el tercero izquierda del número 9 de la calle San Miguel, con vigas podridas, con suelos de madera que crujen nada más que se les pone el pie encima, con una puerta que ni se abre a causa del desvío de las paredes. Con razón los vecinos no quieren volver. Y si la Delegación de Urbanismo del Ayuntamiento de Cádiz ha dado el visto bueno para que las familias regresen, sin tan siquiera comprobar “in situ” el estado de las viviendas, suya será la responsabilidad si ocurre cualquier desgracia.

O la Delegación de Urbanismo está dirigida por un inepto o en Urbanismo se cuecen oscuros intereses que a algunos no les conviene que salgan a la luz. ¿Cómo se puede dar visto bueno a un informe con esas características? ¿Creen acaso los responsables de Urbanismo que los gaditanos no comprobamos una y otra vez cómo desde esa delegación se pisotean los derechos más elementales de los vecinos?

“Esto está en ruinas. Está siniestro total", manifestaba el concejal de Izquierda Unida, Gervasio Hernández, nada más ver el piso en cuestión. No hace falta ser un lince para darse cuenta de que la casa está en ruinas. Pero la ruina está sobre todo en Urbanismo, o en quienes dirigen la delegación, porque no es de recibo que un arquitecto municipal concluya un informe con esta frase: “En el tercero izquierda no se ha podido entrar, pero los técnicos prevén que si en las zonas comunes y en el tercero derecha se ha actuado, en el tercero izquierda, también. Nada imposibilita el uso de las viviendas". Así hace un informe hasta Rancapino, que entiende en cantes pero no en viviendas. Ante la imposibildad de abrir la puerta, que ya debería levantar sospechas, se acude a lo fácil: esto está para habitarlo. Y concluyo: ¿por qué no se van el arquitecto y el delegado de Urbanismo, con sus respectivas familias, a pasar unos días al piso tercero izquierda del número 9 de la calle San Miguel? Total, si ellos mismos aseguran que está en condiciones de habitabilidad, no hay problema. Cuando se pongan en la piel de los que sufren, cuando miren al techo y vean que en cualquier momento se les puede caer una viga encima, entonces a lo mejor dejan de firmar esos infames informes y se ponen del lado de los débiles, de los que no tienen dinero para vivir donde viven ellos.

José Galindo
jgalindo56@hotmail.com




RSS 2.0         Identificarse