cadizcentro.net

18/6/2005

Los vecinos de Benjumeda, 17 se plantean protestas si hay desalojo

Inicio > — josegalindo @ 7:04 am :: 464

El cansancio hace ya estragos en los vecinos de Benjumeda y La Paz. Los primeros llegaron al callejón de San Andrés el miércoles a mediodía y los segundos, a medianoche. “Llevo dos noches sin dormir", explicaba ayer María del Mar con un gesto de cansancio. Nieves, una de las vecinas que había venido mostrando más determinación cuando entraron en la casa vacía de la Junta, lloraba ayer cuando explicaba ante las cámaras de televisión los motivos de la decisión. También lloró Milagros, otra de las vecinas, con algún comentario malvado que le hicieron en la calle.

María del Mar, Nieves y Milagros son vecinas de Benjumeda. No pierden la esperanza de conseguir una casa digna, después de años sufriendo las infraviviendas. Pero no quieren que nadie se equivoque: no desean que les regalen nada y niegan ser “ocupas". Simplemente, están denunciando que en sus casas ya no se puede estar más drásticamente de lo que venían haciéndolo hasta ahora, a ver si así consiguen la ayuda que no habían obtenido antes.

La Junta, que el pasado jueves no conseguía localizar a la dueña de Benjumeda, Rosario Salas, lo logró ayer. Desde Obras Públicas se indicaba que han intentado convencerla de que acuda a la Oficina de Rehabilitación para tratar sobre la posibilidad de arreglar la finca a través del programa de Transformación de Infravivienda. Según explica la Junta, ella ha respondido que primero se asesorará y que dependiendo del resultado de esta consulta podría acudir la semana que viene. De esta negociación depende que los vecinos de Benjumeda sean realojados por la Junta.

Pero para las cuatro familias de la barriada de la Paz no hay esperanza; tendrán que irse. La Junta ya ha interpuesto la demanda para desalojar a todos los vecinos que permanecen en la finca, pero ellos no piensan irse de allí sin soluciones.

Una de la vecinas de la barriada, Rosa, explica que están pensando que si los echan a todos de la casa no volverán a dónde proceden: se mudarán a la puerta del Ayuntamiento. Si hay solución para los de Benjumeda, serán sólo los de la barriada los que acaben bajo los pórticos de San Juan de Dios, porque aunque los primeros vecinos que entraron en la casa muestran todo su apoyo a los de la barriada, se trata de dos casos diferentes.

De momento, los vecinos de la Paz decían que se quedarían durante el fin de semana en la casa, sin emprender protesta alguna, ya que lo harían frente a un Ayuntamiento vacío y además ven muy poco probable que la acción legal emprendida por la Delegación Provincial de Obras Públicas vaya a tener consecuencias antes del lunes.

Publicado por Ángeles M. Peiteado (Diario de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse