cadizcentro.net

15/6/2005

Urbanismo inspecciona las viviendas de la calle San Miguel y ordena el realojo

Inicio > — josegalindo @ 8:30 pm :: 457

Los técnicos de la Delegación de Urbanismo del Ayuntamiento de Cádiz inspeccionaron ayer las viviendas del número 9 de la calle San Miguel para asegurarse que se habían acometido las obras de seguridad requeridas en el año 2003.

Tras una primera inspección, los técnicos aseguraron que los trabajos se habían ejecutado, por lo que volvieron a ordenar el realojo de los vecinos.

Según los técnicos que acudieron durante la mañana de ayer a la zona, «existe un andamiaje en la fachada, debido a los trabajos de resanado y rehabilitación que se están llevando a cabo tanto en la fachada del edificio como en el castillete». Asimismo, aseguraron que también se había actuado sobre las viviendas de la tercera planta, donde viven los inquilinos afectados. En este sentido, apuntaron que las vigas que se encontraban en mal estado habían sido sustituidas.

La Delegación de Urbanismo también advirtió durante la inspección la realización de obras de seguridad en las zonas comunes del inmueble. La mayoría de estos trabajos se encuentran actualmente en fase de ejecución, aunque los técnicos señalaron que no imposibilitaban el uso de las viviendas.

El recurso

Los responsables en materia de vivienda añadieron que los arquitectos de la propiedad habían certificado por escrito que las obras de requerimiento ya habían sido ejecutadas, «por lo que la responsabilidad máxima es de estas personas, ya que gozamos de un certificado técnico que está firmado por profesionales», apuntaron.

De este modo, el Ayuntamiento ha dado de plazo hasta el próximo 31 del mes de junio para que los vecinos vuelvan a sus casas. Sin embargo, los afectados ya han anunciado en varias ocasiones su desacuerdo con la propiedad, y, por el momento, no van a volver a sus respectivos pisos.

Carlos Rivero, presidente de la Asociación de Vecinos Cádiz Centro, anunció ayer que hoy podrían presentar ante los responsables municipales un recurso para evitar el realojo de los inquilinos.

Este documento estará acompañado por un reportaje gráfico, donde se recogen los desperfectos existentes en la finca, y con el que pretenden demostrar que «no está garantizada la habitabilidad», añadieron.

Publicado por N. Agrafojo (La Voz de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse