cadizcentro.net

12/6/2005

Preocupación en el Mercado Central por la caída de las ventas en los últimos años

Inicio > — josegalindo @ 8:32 am :: 453

La jornada de los sábados es la única que hace recordar lo que no hace muchos años fue la Plaza, el lugar adonde los gaditanos acudían a diario para realizar sus compras. Sin embargo, la apertura de nuevos supermercados, la ausencia de aparcamientos, el mal estado de las instalaciones y, según los comerciantes, la presencia de los indigentes en la plaza Guerra Jiménez, han provocado que cada vez sean menos los clientes que se acercan hasta la plaza de la Libertad.

La poca presencia de consumidores ha tenido su consecuencia más inmediata en la bajada en las ventas. Tanto los comerciantes del interior del Mercado como los del exterior, han ingresado en el último año el 40% menos de lo recaudado el año anterior. Unas cifras que preocupan, y mucho, a comerciantes y hosteleros, que auguran el cierre de la mayoría de los establecimientos.

Ya en el interior de la Plaza algunos puestos, sobre todo los dedicados a la venta de carne, han echado la baraja definitivamente para trasladarse a otras zonas más comerciales o para cerrar para siempre el negocio. Otros, en la zona exterior, quebraron hace varios años y, desde entonces, ningún empresario ha querido invertir para reabrirlos.

Otra realidad

De los más de cien puestos con lo que cuenta el Mercado, el 30% está cerrado. Otros sólo abren días alternos y todos cierran por la tarde. Según los clientes que compran en la Plaza y los hosteleros y comerciantes ubicados alrededor, éste «es el mayor error que cometen los propietarios de los puestos». Creen que los comerciantes no se han adaptado «a los nuevos tiempos» donde la mujer, habitual responsable del hogar, se ha insertado en la vida laboral y ha trasladado las compras al horario de tarde.

Pero algunos de los comerciantes esgrimen que «si cierran al mediodía, es porque por la tarde no hay apenas actividad en la zona». Una de las propietarias de un puesto del Mercado, Luisa, comentó a LA VOZ que «si los pescaderos abriesen por la tarde, nosotros también lo haríamos, porque la venta de pescado es el mayor atractivo de la Plaza».

Sin embargo, los propietarios de los puestos del mercado municipal Virgen del Rosario, junto a los antiguos cuarteles de Varela, sí están obligados a abrir por la tarde, aunque la presencia de clientes sea casi la mitad de los que acuden por la mañana.

Los mendigos

Los comerciantes de la Plaza aseguran, sin embargo, que la principal causa de la bajada de las ventas es la presencia continua de indigentes fuera y en el interior del Mercado.

El olor nauseabundo que dejan en la calle estos hombres y mujeres que viven en la plaza Guerra Jiménez asombra a propios y a extraños, que prefieren acudir a otros lugares a comprar.

Aunque los propietarios de los puestos se han mostrado más preocupados por la presencia de los mendigos en el interior de La Plaza. Según relataron a LA VOZ algunos trabajadores y clientes del Mercado, los indigentes entran en en el patio dando voces y empujando a los ciudadanos. Además, y según expresaron algunos afectados, los indigentes piden constantemente dinero a los clientes y tenderos.

Otros se sientan en alguno de los bancos ubicado en el interior del recinto y no se marchan hasta que se han bebido «el tetra brik de vino». Unos problemas que, según los comerciantes, sólo puede solucionar el Ayuntamiento.

Publicado por Mayte Huguet (La Voz de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse