cadizcentro.net

5/6/2005

La Policía de barrio se gana la confianza de los vecinos y mejora su calidad de vida

Inicio > — josegalindo @ 9:00 am :: 439

En la jefatura están identificados con los números 122 y 124 pero en su trabajo diario Benito Santos y Antonio Romero son mucho más que Policías de barrio, pues se han convertido en los amigos y confidentes de los vecinos y comerciantes de Santa María y El Pópulo, respectivamente.

Sus jornadas laborales comienzan temprano, regulando la entrada de los alumnos en los colegios del Campo del Sur y de San Martín. Controlada esta tarea llega el momento de pasear por las calles de la ciudad para manterner el orden cívico y asegurar que la vida de la vecindad transcurra sin altercados.

Plena integración

Esto es algo que consiguen sin problemas, ya que como asegura el oficial que coordina la Policía de barrio en la capital, Ginés Rojas, “llega un momento en el que el trabajo de los policías lo hacen los propios vecinos". En este sentido, señala que muchos ciudadanos se dicen entre ellos que no aparquen donde no se puede para no poner en un compromiso a los Policías locales.

Guillermo Garay, al que todos conocen como El Momo, afirma que “el barrio ha cambiado al 100% desde que cuenta con este servicio y nunca ha estado tan bien en los cuarenta años que llevo viviendo en El Pópulo".

Los empresarios de la zona opinan de la misma manera. Así, Alfonso Martínez Ladrón de Guevara, declara trabajar más tranquilo en su taberna “La última carta” de la plaza de la Catedral y añade que sabe que “el día que me haga falta algo o a mis clientes los tendré ahí".

Pero la integración en los barrios llega hasta tal punto que participan incluso en los actos vecinales fuera de las horas de trabajo. En este sentido, Benito Santos destaca que acudió a las jornadas culturales organizadas el pasado mes por la asociación de vecinos de Santa María invitado por su presidente, José Rodríguez.

Alto rendimiento

Las patrullas unipersonales surgieron hace un año, por las demandas de los ciudadanos, con el recelo de algunos colectivos que no confiaban en su eficacia.

Actualmente diez agentes se trasladan hasta Puntales, Loreto, La Laguna, Santa María o El Pópulo, si bien existen muchas otras zonas de la ciudad que necesitarían de este servici0.

“La gente ya no necesita llamar al 092, se acerca a nosotros y suele buscar soluciones antes de que aparezca el problema", apunta Antonio Romero. Es por esto, por lo que el oficial Ginés Rojas apunta que “desde que existen las patrullas unipersonales han descendido los requerimientos de las demandas presentadas en los barros en los que existe este servicio". Todo un lujo para la seguridad ciudadana que no estaría mal poner al alcance de todos.

Publicado por Trinidad Caballero (La Voz de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse