cadizcentro.net

2/4/2005

Zara busca un nuevo local y muestra interés por el Banesto de la calle Columela

Inicio > — josegalindo @ 7:41 am :: 300

El casco antiguo de Cádiz sigue siendo centro de codicia para las grandes empresas. La adquisición de Almacenes Merchán, en la Plaza de El Palillero, no ha parado al Grupo Inditex puesto que sigue buscando otro local por la zona. En esta ocasión, en su punto de mira se encuentra el inmueble de la calle Columela que ocupa la sede de Banesto, que reconoce negociaciones con un promotor inmobiliario de la zona.

Columela con esquina José del Toro. Ahí se ubica la entidad bancaria que forma parte del Grupo Santander. Y ahí se centra el nuevo interés de la empresa gallega en el casco antiguo de la ciudad. La intención es trasladar hasta ese local las tiendas de Zara de moda femenina y masculina, según ha confirmado este periódico con algunos de sus empleados informados de la futura mudanza. El comercio de Zara para mujeres se encuentra en la calle Feduchy, en la esquina con Columela. Los problemas de ventilación del lugar, especialmente en las épocas de fuerte calor, parecen ser la causa de la decisión de Inditex de buscar otras instalaciones. En el caso del Zara Hombre de la calle Novena (entre El Palillero y calle Ancha) las razones para el cambio radican en la falta de espacio al haberse quedado bastante pequeño –por ejemplo, con respecto al situado en la avenida Las Cortes–.

Fuentes de la entidad bancaria Banesto confirmaron ayer que están negociando con un promotor inmobiliario su traspaso, aunque negaron cualquier contacto con Inditex y que ya hayan vendido o arrendado el edificio.

El nuevo local para Zara contaría con aproximadamente 1.500 metros cuadrados. Parte de este espacio se emplea, en estos momentos, para la oficina principal en Cádiz de Banesto. Sin embargo, el banco tiene previsto una nueva ubicación en el paseo de Canalejas, donde se concentran muchas entidades bancarias y financieras en la ciudad. Una vez se produzca el traslado todo indica que se prodecerá a la reforma de las dependencias, lo que hace que no haya fecha para la ubicación y apertura definitiva de la nueva tienda.

Se difumina así la opción de que Zara Hombre abra sus puertas en Merchán, que podría albergar cualquiera de las otras marchas que no tienen lugar en el centro: Stradivarius, que ni siquiera está en la ciudad; o Pull and Bear y Bershka, que se ubican en la avenida de Las Cortes. Esta última gana fuerza si el acuerdo entre Romega y El Cortes Inglés se hace efectivo para situar la firma de ropa para jóvenes Sfera en los locales del edificio de los cines El Centro. Se trata de la filial más reciente del grupo que se creó para competir con los precios más bajos de Zara y que apuesta por un mercado más joven.

La marcha de Novena del comercio de ropa de hombre deja libre este establecimiento. Su falta de metros para otros negocios podría permitir al gigante gallego abrir su división especializada en lencería y ropa interior, Oysho.

El interés de estas dos grandes empresas por el centro de la ciudad ha sido valorado de forma positiva por el presidente de la asociación Cádiz Centro Club de Calidad, Juan Tovar. “En principio nos encontramos con una economía de libre mercado que ha propiciado la tendencia de la implantación de grandes marchas comerciales en las ciudades. Se transforma un tipo de comercio en otro. Lo bueno es que se mantienen los puestos de trabajo", manifestó ayer.

Tovar recordó que estas empresas realizan un estudio de mercado antes de llevar a cabo operaciones inmobiliarias de esa importancia. En sus palabras: “esta apuesta demuestra la pujanza comercial del centro con respecto a otras zonas de la ciudad".

Juan Tovar asegura que reconoce en todas estas operaciones la propensión que venía observando en la zona: la conversión del centro en un “centro comercial abierto", donde el ciudadano puede disfrutar de una oferta muy diversa, incluidas grandes marcas internacionales. En contra de estos movimientos, el responsable de Cádiz Centro Club de Calidad afirma que “querríamos que el comercio tradicional, el local, tuviera mayor presencia", pero como él dice “manda la ley de la oferta y la demanda en estos casos".

Si los beneficios en 2003 de Inditex rozaron los 450 millones de euros, en 2004 ganó un 41 por ciento más, en concreto 628 millones de euros en total. De estas ganancias el grupo gallego destinará el 48 por ciento a remunerar a sus accionistas, y es que el mayor distribuidor de ropa español salió a bolsa en 2001. Presente en 56 países, cifra a la que se unirá este año Indonesia, la empresa con sede en Arteixo (La Coruña) cuenta con 2.294 tiendas en todo el mundo. Su buque insignia, Zara, contabiliza 733 de ellas. Inditex tiene ocho divisiones comerciales: Zara, Bershka, Pull and Bear, Stradivarius, Massimo Dutti, Kiddy’s Class, Oysho y Zara Home.

Publicado por A.L. (Diario de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse